top of page

¿Escuchas? ¿Cómo comprobar la escucha de los demás?

Actualizado: 12 abr

Hoy voy hablarte de un tema importarte y a veces controversial: El verdadero significado de 'escuchar'. ¿Alguna vez te has preguntado si realmente escuchas o simplemente oyes?


¿Cuántas veces has tenido que repetir el mismo mensaje a tu pareja? ¿o a tu jefe? ¿o a un compañero, -a de trabajo?


Escuchar no es solo un acto físico de percibir sonidos. Es un arte, un proceso activo que implica interpretar y entender el mensaje que se transmite. ¿Pero qué pasa en nuestra sociedad actual? Estamos rodeados de ruido, distracciones digitales y una constante prisa que, a menudo, nos impide verdaderamente escuchar a los demás.


¿Cuántas veces en conversaciones, debates o incluso en diálogos cotidianos, estamos más preocupados por responder que por comprender lo que la otra persona está diciendo?


La escucha activa es una habilidad que parece estar en declive, con personas esperando simplemente su turno para hablar en lugar de procesar y reflexionar sobre las palabras del otro.


Esta falta de escucha real no solo empobrece nuestras conversaciones, sino que también puede ser la raíz de malentendidos, conflictos y una desconexión emocional profunda. En un mundo donde todos quieren ser escuchados, ¿no es irónico que parezca que estamos olvidando cómo escuchar? o ¿hemos aprendido a escuchar?


Lo primero es darnos cuenta y podemos practicar utilizando cualquier fuente desde la televisión, la radio, hasta con una persona de confianza, le podrías decir.


-¿Me ayudas a practicar la escucha?




¿Cómo comprobar la escucha de los demás?


Comprobar si la otra persona realmente está escuchando puede hacerse mediante varios métodos que fomenten la interacción y confirmen la comprensión. Aquí tienes algunas estrategias:

  1. Hacer preguntas de seguimiento: Haz preguntas específicas sobre lo que acabas de decir. Por ejemplo, si acabas de compartir una historia o información, puedes preguntar, "¿Qué piensas sobre eso?" o "¿Puedes relacionar esto con alguna de tus experiencias?".

  2. Pedir que resuman lo dicho: Solicita amablemente que la persona resuma lo que acabas de decir para asegurarte de que ha comprendido el mensaje principal. Esto se hace a menudo en entornos profesionales y terapéuticos para confirmar la comprensión.

  3. Observar el lenguaje corporal y las respuestas no verbales: Una persona que está escuchando activamente generalmente muestra interés a través de su lenguaje corporal, como asentir con la cabeza, mantener contacto visual y tener una postura abierta.

  4. Cambiar de tema inesperadamente: Si sospechas que la otra persona no está prestando atención, cambia a un tema diferente sin previo aviso. Una persona que está escuchando notará el cambio y lo comentará.

  5. Pedir opinión o consejo: Si compartes una idea o un problema, pide a la otra persona su opinión o consejo. Esto requiere que hayan estado escuchando y entendiendo la situación.

  6. Incluir detalles específicos: Menciona detalles específicos en tu conversación y luego refiérete a ellos más adelante. Si la otra persona estaba escuchando, recordará esos detalles.

Recuerda, el objetivo no es "atrapar" a la otra persona no escuchando y reclamarle, sino fomentar una comunicación efectiva y mutua. Estas estrategias deben usarse de manera respetuosa y constructiva para mejorar la calidad de la interacción.


Entonces, aquí está el desafío y la polémica: ¿Estamos realmente escuchando a los demás o estamos solo enfrascados en nuestras propias burbujas, esperando hablar? ¿Hemos perdido la capacidad de escuchar activa y de manera empática?


Comparte tus pensamientos y experiencias


¡Es hora de abrir un diálogo sobre cómo podemos mejorar esta habilidad esencial en nuestra vida diaria!


¡Hablemos, pero más importante aún, aprendamos a escuchar!

15 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comentarios


bottom of page